tutoriales

LOMBRICULTURA CASERA

Si eres de los que se preocupa por el planeta y el calentamiento global, entonces esta nota es para ti. A través de la lombricultura reducirás tus desechos, y por ende, tu huella de carbono. Es un método muy sencillo que consiste en alimentar a las lombrices con nuestros desechos orgánicos para obtener un humus que nos servirá de abono para el jardín. ¡Pon atención!

La especie más usada es la Eisenia foetida, comúnmente llamada lombriz roja californiana. Esta come diariamente una cantidad de desechos equivalente a su propio peso. Necesitan una gran cantidad de materia orgánica para vivir y alimentarse, por lo que no perduran en suelos con poca de esta materia.

Para un óptimo desarrollo, debemos contar con algunas condiciones ambientales determinadas, que son: temperatura entre 18 y 25 ºC, humedad del 80%, un pH entre 6,5 y 7,5, y muy baja luminosidad.

Para los interesados en producción animal como negocio, la lombricultura representa un modelo más sencillo que otros, ya que las lombrices no contraen enfermedades y son de muy fácil manejo. Las lombrices son animales omnívoros, es decir, comen de todo. Aunque puedes alimentarlas con todo tipo de desechos orgánicos, es recomendable sólo hacerlo con restos vegetales, ya que los restos animales generan un olor muy molesto al descomponerse.

¿Sabes cómo se alimenta? Avanza cavando túneles con su boca y tragando todo a su paso; tierra, minerales, restos vegetales, y animales en descomposición. Después de procesar todo lo tragado, expulsa elementos no digeribles que son los que conforman el famoso humus.

Con respeto a lo anterior, podemos usar distintos desechos orgánicos, y la preparación de esta mezcla, también llamado sustrato, debe ser cuidada para evitar desperdiciar nutrientes. En cuanto al manejo de este, debemos tener en cuenta tres aspectos: humedad, temperatura y pH.

Humedad

Es muy importante e influye directamente en la reproducción. Debemos mantenerla idealmente entre un 70% y un 80%. Con un nivel superior a 85%, las lombrices bajan considerablemente su tasa reproductiva. Con un nivel bajo 55%, las lombrices mueren.

Temperatura

También influye en la reproducción. La óptima es entre 18º y 25º C. Si la temperatura baja de los 15º C, las lombrices entran en un período de latencia y producen menos humus.

PH

Este es un indicador de qué tan ácido o alcalino es el sustrato. Para las lombrices el rango aceptable es entre 5 y 8,4. Se puede medir con un pH-metro o un papel medidor de pH.

El sustrato debe poder fermentarse naturalmente de manera aeróbica, es decir, en presencia de oxígeno. Esto se logra manteniendo a las lombrices y al sustrato en contenedores que permitan la circulación de aire. Es muy útil que los desechos que se usen de alimento estén trozados para acelerar el proceso de descomposición.

También se puede alimentar a las lombrices con papel, sin importar que tengan tinta.

El formato más recomendado para la lombricultura es el de cajones apilados. Se construyen cajones de madera y se apilan en torre. Cada cajón tiene una base hecha de malla que permite el paso de aire y el movimiento de las lombrices entre los cajones. Bajo el primer cajón, que está a nivel del suelo, se instala una bandeja que recibe el líquido que se genera con el proceso. Este líquido es un fertilizante muy potente y concentrado, que se puede diluir con agua y usarse directamente en el riego. El último cajón que va encima de todos los demás, debe taparse para mantener oscuridad y evitar la aparición de moscas.

Es frecuente tener mucha presencia de moscas. Una manera de minimizarlo es cubriendo los desechos con viruta de coco o papel, cada vez que ponemos desechos en la lombricera.

Las lombrices son el único animal conocido que no transmite ni sufre de enfermedades, pero puede presentar un síndrome llamado Gozzo ácido o Síndrome proteico. Sucede cuando se alimenta a las lombrices con algún sustrato alto en proteínas, que no logran asimilar, inflamándoseles el cuerpo para finalmente morir.

¡Cuidado con los pájaros! Es fundamental cubrir el sustrato para evitar que se coman a las lombrices. Las hormigas rojas también son un peligro, son depredadores naturales de estas, y en poco tiempo pueden acabar con la lombricultura, por lo que debemos controlarlas inmediatamente. No es necesario controlar las hormigas con productos químicos, sólo debemos mantener la humedad en un 80% y las hormigas se irán solas. Si ves presencia de hormigas, es una señal de que la humedad del sustrato está por debajo del nivel óptimo.

Aquí te dejamos una breve guía de productos que te servirán para construir tu lombricera casera.

1- Serrucho para piso flotante

2- Malla jardinera

3- Pino dimensionado

4- Martillo carpintero

5- Grapas 6mm

6- Engrapadora

7- Clavos corrientes

Anímate a probar este método sustentable para eliminar tus desechos., al mismo tiempo que abonas tu jardín, sin mayor costo que tu propia gestión. Considera siempre ubicar tu lombricera lo más lejos posible de puertas o ventanas, para evitar que las moscas entren en tu casa. ¡Hasta la próxima!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *