tutoriales

HUERTOS EN ESPIRAL

La huerta en espiral es un tipo de huerta muy utilizado en permacultura (jardín sustentable que integra vivienda y paisaje), ya que su forma de espiral hacia arriba permite jugar con la exposición y la humedad, aprovechando al máximo el tipo de soleamiento, pudiendo así cultivar especies de diferentes requerimientos de sol, así también se puede jugar con los requerimientos de agua. Es mucho más práctico, ya que va subiendo el nivel de la tierra, no es plano como el común de las huertas que conocemos.

Este huerto es apto para plantas medicinales, aromáticas, culinarias y hortalizas. La idea es potenciar el espacio y lograr una huerta altamente eficiente y productiva.

La medida estándar para esta huerta es de un espacio de 2×2 metros para hacer un círculo de 2 m. de diámetro y así comenzar a subir con el espiral hasta 1 metro de altura.

Dentro de las características que necesitas para hacer bien tu huerta en espiral es primordial:

– ALTURA: Diversidad de soleamiento, al estar en altura entre las mismas especies se generan sombras, lo que permite diversificar en un espacio de 2 metros plantas de sombra y semisombra.

SUELO NUTRITIVO: En la cima de la huerta se acumula una gran capa de material orgánico y con nutrientes.

DRENAJES: Puedes jugar con las pendientes y distancias para hacer diferentes drenajes.

ECOTONO: En el inicio del espiral, en el nivel del suelo se acostumbra hacer una pileta, o laguna con agua, plantas acuáticas, insectos, peces, etc. El ecotono (zona entre el ecosistema terrestre y el acuático) y la pileta brindan la posibilidad de generar un sistema más diverso, potenciando la existencia del control biológico en la huerta.

PILETA: La existencia de una fuente de agua constante brinda diversidad al momento de selección de especies, con plantas que requieren más o menos agua. Para saber cómo hacer tu pileta puedes usar el tutorial para piletas naturales. (http://bit.ly/1FAKlwY)

MATERIALES: puedes usar una multiplicidad de materiales, el límite es tu imaginación, maderas, rocas, piedras, botellas recicladas de plásticos, botellas recicladas de vidrio, ladrillos, etc. El único cuidado que debes tener es el uso de materiales que se diluyan con agua, como barro, adobe, etc.

Atrévete y juega con tu huerta, así tendrás tus alimentos frescos para tus mejores recetas.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *