tutoriales

Cultivo de tomate

El tomate es un exquisito fruto que solemos comer como hortaliza y en nuestro país lo disfrutamos durante el verano.
Si bien gracias a los invernaderos tenemos tomates durante todo el año, el mejor es aquel que comemos de diciembre a marzo.  El tomate se debe sembrar en almácigo a inicios de primavera -entre agosto y septiembre es una excelente fecha- y debe estar 8 semanas en almácigos para luego poder plantarlo directo a la tierra.

El tomate o “Solanum lycopersicum” es una planta anual trepadora, originaria del suroeste de América. Por esta característica, al momento del trasplante debes poner una guía o tutor de 1,5 metros aproximadamente para que la planta vaya creciendo direccionada.

Tipo de suelo:

El tomate necesita un suelo muy rico en materia orgánica y se puede plantar en suelo directo o maceta. En este último caso, requiere como mínimo una profundidad de 45 cm. Tiene que tener una mezcla rica en compost y humus principalmente y para cada planta debes dar un diámetro de unos 60 cm aproximadamente.

Sol:

El tomate requiere de mucho sol, lamentablemente no es apto para patios ni balcones de zona sur, ya que necesita como mínimo 6 horas de plena exposición. Si no tienes estas condiciones, lo más probable es que el cultivo fracase. 

Recuerda que el tomate puede alcanzar 1,5 metros cuando está con su guía, por lo que el sol no debe llegar sólo al suelo, sino que debe estar expuesto completamente a la luz. En este caso puedes intentar con cultivo de tomate cherry que no es tan exigente.

Debes cuidar los almácigos de las heladas de septiembre y octubre, ya que afectarán fuertemente tu huerta.

 Riego:

No necesita abundante agua, ya que el exceso de ésta puede pudrir las hojas y  la raíz. Por esto riega sólo para mantener la humedad y procura no mojar las hojas, ya que pueden contagiarse de hongos u otras enfermedades. Si riegas bien, evitarás tener que tratar tu planta con plaguicidas y tratamientos anti enfermedades.

Siembra y cosecha: 

El tomate, como ya te comentamos, necesita estar en almácigo 8 semanas aproximadamente. Dado que es una planta trepadora, luego de esto se debe pasar al suelo natural o maceta con un tutor de 1,5 metros de alto que le sirva de guía. Debes amarrarla sin apretarla tanto, con cinta plástica y no con alambre, ya que puedes cortar las lianas.

Una vez ya plantada en tierra, su proceso de crecimiento tarda 3 meses aproximadamente hasta que dé frutos y se puede cosechar. Es importante mantener la planta con un tamaño acotado, ya que así dará más tomates. Éstos se recogen realizando un corte al tallo que une la planta con el fruto, cuando ya tienen color pero aún no están maduros.

Plagas y enfermedades:

El tomate es una planta que suele tener muchas plagas. Como ya dijimos, aplicar el riego de forma adecuada ayudará a evitar la aparición de éstas.

Insectos: Pulgones, arañita roja, mosca blanca, minador, trips y orugas de mariposa, son los que más dañan a los tomates. A todos puedes combatirlos con un insecticida sistémico o específico de cada plaga.

Enfermedades: Las más comunes son oidio, mildiu, roya, pudrición y roña, que por lo  general son ocasionadas por hongos. Para combatirlas, debes aplicar fungicidas o un tratamiento especial para la enfermedad desarrollada.

¡Mucha suerte con tus almácigos y disfruta de tus tomates!

 

8 comentarios

  • CARMEN NÚÑEZ

    Muy interesante la información. Seguiré paso a paso el procedimiento, espero tener buenos resultados. Les contaré mi experiencia. Gracias.

    • Easy Jardín

      Hola Carmen, espero que tengas excelentes resultados y pronto nos cuentes cómo te resulta todo el procedimiento. ¡Saludos!

  • IRIS TOBAR

    hola, que buenos datos he sacado. El año pasado plante por primera vez tomates y coseche hasta abril, genial su sabor incomparable, orgullo al sacar el primero, pero con los datos que me dieron creo este año sera mejor ya que no me fue muy bien con las guias, pero prometo mejorar,
    saludos y gracias!

  • Nora

    muy interesante prepararé sembrar en macetero, y los cuidare como ustedes indican, espero me resulte.

  • Camila

    Hola, el uso de un insecticida para el control de la mosca blanca tendrá algún efecto tóxico en los tomates?

    • Isamar Hernández

      Hola Camila. Eso puede suceder, pero dependerá de la composición del insecticida que uses. Hoy en día disponemos en tiendas de insecticidas de origen orgánico que no dejan rastros tóxicos en los cultivos. Un ejemplo es el insecticida natural multiespectro de Eco Opción.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *