tutoriales

Árboles para patios de interior

Los patios de luz son un hermoso recurso que puede utilizarse para dar más luz natural al interior de un espacio. Actualmente, esta tendencia se está utilizando mucho en el diseño de hogar, además, si sabemos hacerlo bien, este espacio se puede convertir en un foco de decoración dentro de nuestra propia casa.

Lo importante, es que el diseño que hagas, sea lo más minimalista posible. Por ejemplo, puedes utilizar una gravilla o arena de un color claro para dar mayor luminosidad, y sumar un elemento vegetal que dará naturaleza y alegría a tu hogar.

Si cuentas con un patio con luz, un patio interior o un patio con muy poca luz, te recomendamos estas 3 especies a continuación que aseguramos funcionarán muy bien:

Ficus (Ficus benjamina):

Origen: Sureste de Asia

Régimen foliar: perenne

Altura: hasta 15m (en su hábitat natural)

Exposición: semisombra

Resistencia a heladas:  baja resistencia, hasta 2°C

Riego: regar cada 3 días en verano, cada 7 en invierno.

 

Kentia (Howea forsteriana)

Origen: Isla de Lord Howe (este de australia)

Régimen foliar: trepadora perenne

Altura: hasta 18 m (en su hábitat natural)

Exposición: semisombra

Resistencia a heladas:  baja resistencia, hasta -4°C (poco tiempo)

Riego: regar 2 veces a la semana en verano, cada 3 veces al mes en invierno.

 

     

 

En caso de contar con un espacio más luminoso, entonces puedes ampliar la gama de especies para utilizar,  como Acer japónico (Acer palmatum), o Bambues (Phyllostachys aurea).

Pavimentos: Este es un tema que conlleva una elección muy importante, ya que con ayuda del pavimento podremos iluminar aún más nuestro espacio, por ejemplo utilizando piedras decorativas blancas.

Dentro de la gama de piedras decorativas blancas, podemos encontrar cuarzos, piedras ovaladas y arenas. Sin embargo, existen también piedras de otros colores, pero, te sugerimos que utilices un solo color o tonalidad, de esta manera, tu espacio lucirá mucho más armónico y el piso no tomará el protagonismo.

 

Iluminación: Si ya tenemos luz natural, solo debemos reforzar con focos colocados desde el suelo, para que la dirección de la  luz venga desde abajo e ilumine el árbol o planta.

Y ahora, podrás disfrutar de un espacio natural en el interior de tu hogar. ¡Suerte!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *