Sin categoría

Cubiertas verdes

Imagina tu jardín en la azotea, tendrás una vista y espacio privilegiado. Encuentra aquí lo que se viene esta temporada.

 

¿Te imaginas tener un jardín en el techo de tu casa? Al igual que los jardines verticales, los techos verdes se están abriendo paso dentro de la arquitectura moderna. Ya es cotidiano ver edificios que por falta de espacios al nivel de suelo diseñan sus jardines y espacios comunes en la azotea del mismo edificio, lo que permite disfrutar de una panorámica de la ciudad increíble.

Los techos verdes son una forma de devolver el suelo que se le quito a la tierra al momento de construir tu hogar, hermosa metáfora que no deja de ser real.

Podemos tener 2 tipos de techos vegetales:

Cubierta con jardín: Este espacio es una azotea habitable, es decir además de tener plantas puede tener un espacio para una terraza.

Cubierta vegetal: Entenderemos por esto como un techo tapizado de especies vegetales. Si bien, no se configura como un espacio habitable, puede ser productivo, ya que podemos plantar no sólo plantas ornamentales, sino también hortalizas, culinarias, medicinales, etc.

Sea cual sea la opción que elijas, lograrás aportar múltiples beneficios ambientales para ti y para tu ciudad, por ejemplo:

  • Disminución del efecto “isla de calor” a nivel ciudad y ahorro de energía por disminución de las necesidades de climatización debido a su efecto aislante.
  • Manejo de aguas lluvia. Nuestro techo, al funcionar como un suelo, estará absorbiendo una gran cantidad de agua caída, incluso evitando inundaciones.
  • Permiten espacios para la biodiversidad. Al ser un importante espacio verde que se suma a la ciudad, hay más espacio para avifauna e insectos. Si en un futuro lográramos consolidar grandes grupos de techos verdes, como condominios y pasajes, retribuiremos enormemente al hábitat de comunidades biológicas, incrementando la biodiversidad.
  • Mejor calidad de vida. Los espacios verdes y destinados al ocio, son los que nos brindan un lugar de respiro dentro de la agitada vida moderna. Además permite generar espacios de convivencia colectiva (interacción en crisis por mal uso de la tecnología) disminuyendo los niveles de estrés y ansiedad en nosotros, este efecto se produce al momento de habitar y al momento de mirar. Cualquiera de estos 2 tipos de contactos con la naturaleza favorece nuestra calidad de vida.
  • Ecología del espacio. El crecimiento demográfico de las ciudades limita cada vez más la construcción de áreas verdes, no te limites tú a contribuir con la ciudad.

Esta hermosa tendencia es más compleja de llevar a la realidad que los jardines verticales, ya que requiere de una estructura que soporte el peso de la tierra, las plantas y el agua de riego para que el techo no colapse y se venga abajo, por lo tanto es indispensable que en nuevas construcciones, y/o remodelación de viviendas antiguas, te asesores por un profesional. Necesitarás hacer un estudio de cálculo guiado por un arquitecto o un constructor.

En Chile esta nueva tendencia en paisajismo lleva poco tiempo, pero ya hay expertos que ofrecen techos verdes en obra (Al momento de construir tu casa, hacer la azotea o techo con cualidades de jardinera) y modulares (Bandejas que se instalan sobre una construcción ya hecha).

¡Atrévete a innovar y a aportar con el medio ambiente!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *