labores

LABORES DE MAYO

Mayo destaca por los intensos tonos rojizos y amarillos en los árboles y especies caducifolias. Este hermoso espectáculo de colores nos anuncia la llegada del frío, por eso es fundamental aprovechar este mes para tareas de plantación y multiplicación de plantas sin olvidar los preparativos para que nuestro jardín soporte bien los meses de frío que se acercan.

 

Cuidados generales del jardín

Fertiliza tu jardín

La mayoría de las plantas se dejan de fertilizar con productos sintéticos durante el invierno. En mayo haremos las últimas aplicaciones de este tipo de productos, si fuese necesario, y luego suspenderemos su uso hasta la primavera. Si queremos fertilizar durante la última porción del otoño y el invierno preferiremos aplicar materia orgánica como compost, guano y humus.

Fertilizaremos frutales cítricos, si correspondiera según las aplicaciones que hayas hecho anteriormente. Te recomendamos el producto cítricos de Anasac. Aplícalo 4 veces al año de manera estacional.

Daremos una última dosis a nuestras suculentas con el producto Nutrisac. Luego suspenderemos las aplicaciones hasta la primavera.

Si no lo hiciste durante abril es recomendable que apliques Arbustos y Arboles de Anasac. Este producto es un excelente potenciador para árboles y arbustos ornamentales.

En especies acidófilas hagamos un aporte de tierra ácida y sulfato de fierro para mantener acidez.

Debemos hacer un aporte de compost a todo el jardín, incluyendo macetas. Aplica una capa de 3 cm. sobre la tierra inmediatamente debajo de la planta. Con esto, además de fertilizar, aportamos materia orgánica que servirá de protección contra el frío para las raíces en el suelo.

Antes de la llegada del frío más intenso debemos aplicar una capa de guano bajo en los rosales. Esto les protegerá las raíces del frío y además estás aportando nutrientes que potencian la floración.

 

Plantaciones y siembras

Continuaremos con labores de trasplante y plantación de especies ornamentales y frutales. Es recomendable aplicar superfosfato triple en el hoyo antes de plantar, esto potenciará un mejor enraizamiento.

Antes de la llegada del invierno debemos desenterrar bulbos y tubérculos de especies sensibles al frío para guardarlos hasta la primavera. Les daremos un baño en fungicida antes de guardarlos. Esto se hace disolviendo una cucharada del producto en 10 litros de agua. La manera de guardarlos es envolviendo cada uno en papel de diario y manteniéndolos en un lugar fresco y seco.

Rizomas de Nerine, Tritoma y Lirios pueden ser separados y replantados para obtener plantas nuevas más vigorosas.

Todavía estamos a tiempo para plantar especies que florecerán en invierno y primavera, como Pensamiento, Crisantemo, Aster, Clavel, Prímula, Viola, Alhelí,  Violeta de Persia, Geranio, Narciso, Anémona, Crocus, Hortensia de invierno, Fresia, Jacinto, Lirio, Muscari, Ranúnculo, Orejas de oso y Tulipán. Antes de plantar es ideal preparar el suelo: agrega compost, guano y arena de Lampa. Déjalo descansar por 15 días y entonces podrás plantar.

Si tienes una huerta es tiempo de sembrar hortalizas, usando un almácigo que germinará plántulas protegidas de condiciones adversas (sol directo, heladas, vientos y lluvias). Para sembrar las semillas puedes disponerlas directamente en hileras sobre la tierra (o recipiente con tierra), taparlas con no más de 1 cm. de tierra y regar con ayuda de un aspersor (spray) para no desenterrar las semillas con un chorro de agua muy fuerte como el de una manguera común. Algunas especies que puedes usar son: acelga, ajo, apio, brócoli, coliflor, espinaca, lechuga, perejil, puerros, rábanos, repollo y zanahoria.

Protege de las lluvias tus cactus y suculentas, ponlos bajo techo.

 

Multiplica tus plantas

No es recomendable intentar hacer esquejes ni acodos durante mayo. Ya queda poco tiempo de temperaturas templadas y las nuevas raíces serían incapaces de prosperar.

Podemos aún hacer división de matas. Una manera simple de hacerlo es, con la ayuda de un cuchillo afilado. Corta el pan de tierra y raíces transversalmente (desde arriba hacia abajo) en dos o tres partes iguales. Algunas especies que puedes reproducir por división son: agapanto, crisantemos, peonías, aspidistra, gazanias y lirios.

 

Podas

Podemos comenzar a podar frutales de hoja caduca. Siempre tener en cuenta que cada frutal tiene un tipo de poda particular.

Solo haremos poda de cítricos si ya han dado su producción de frutos.

Hagamos poda de despunte para mantener una forma compacta en los arbustos de hoja perenne, este despunte consiste en eliminar solo los últimos 5 – 10 cm. de la rama.

Haremos un corte bajo en especies herbáceas y rastreras, para generar nuevo crecimiento.

 

Plagas y enfermedades

En otoño es común enfrentarnos a problemas de hongos, para controlar esto haremos aplicaciones de fungicida en todo el jardín cada 10 o 15 días.

Hasta la mitad del otoño continuaremos con aplicaciones periódicas de insecticida y acaricida, así controlaremos ataques de pulgón, chanchito blanco, conchuela y arañita. Debemos hacer esta aplicación cada 20 días aproximadamente y asegurarnos de mojar toda la planta con el producto.

 

Prepara el césped

Para mantener tu césped nutrido es ideal agregar una capa de 2 cm. de compost. Además esto le dará una buena estructura al suelo. Volveremos a aplicar compost en la primavera.

Durante otoño debemos hacer una aireación del césped. Con ayuda de una horqueta pincha toda la superficie del pasto para permitir el paso de nutrientes y aire hacia las raíces. Justo después de la aireación es ideal que agregues urea para fertilizar. Riega despúes de aplicarla para que penetre inmediatamente al suelo.

Es importante no regar con demasiada frecuencia ya que la alta humedad y temperaturas templadas son el perfecto escenario para los hongos. Para esto reduciremos la frecuencia de riego a 2 veces por semana.

No descuidemos la limpieza de hojas sobre el césped ya que éstas son posible foco de hongos que se traspasan al césped. En ocasiones aparecen manchas de forma circular y color pardo. Para controlarlo aplica un producto de amplio espectro, como pradosan o captan. Aplícalo cada 15 días, justo después del corte.

Durante mayo todavía podemos hacer siembra y resiembra. Para hacer esta resiembra te recomendamos usar la mezcla resiembra en dosis 5 Kg por cada 100 metros cuadrados.

 

Plantas de interior

La mejor ubicación para una planta de interior es siempre lo más luminoso posible, pero nunca al sol directo. Esto se logra ubicando las plantas cerca de una ventana.

En esta época es común el uso de estufas y esto genera un ambiente seco que es perjudicial para nuestras plantas. Se hará más necesario que nunca rociar las plantas con agua para mantener un ambiente húmedo. Cuando la humedad ambiental no es suficiente muchas plantas de interior muestran hojas con puntas secas.

Además mantendremos las plantas lo más lejanas posible de la fuente de las estufas. Una buena manera de mantener un ambiente húmedo es agrupando las plantas entre ellas.

El sol incide de manera distinta en nuestras casas y es momento de re acomodar las plantas. Saca del sol directo las más sensibles.

La frecuencia de riego debe ser aproximadamente 2 veces por semana. Siempre revisemos en nivel de humedad de la tierra antes de decidir regar nuevamente.

Si no lo hiciste durante abril entonces haz un aporte de humus de lombriz, agrega una capa de 3 cm. sobre la tierra.

Para potenciar un crecimiento vigoroso y verde apliquemos una última dosis de fertilizante específico para follaje. Luego suspenderemos esta aplicación hasta primavera.

Para que tus plantas soporten mejor el frío debes mantener un alto contenido de materia orgánica en el suelo, para esto aprovecha las hojas secas que recoges del césped y úsalas a modo de Mulch en todo tu jardín. ¡Manos a la obra!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *