ideas

REUTILIZA EL AGUA DE TU PISCINA

La civilización humana se encuentra en un momento crucial en donde nos preguntamos de qué maneras podemos minimizar nuestro impacto sobre la naturaleza y así lograr restablecer el equilibrio que requiere el planeta para sustentar nuestra preciada existencia. En esta nota queremos mostrarte una alternativa más para lograr contribuir con esta tarea, pon mucha atención.

Una piscina nos ofrece momentos felices donde disfrutamos, hacemos deporte y nos refrescamos para soportar el calor veraniego. En muchas casas se opta por instalar piscinas prefabricadas y en otras se construye una en obra. En ambos casos, y por diversos motivos, podemos encontrarnos con que el agua debe ser desechada. Este gran volumen de agua puede representar un ahorro si logramos reutilizarla de alguna manera en nuestra casa, como por ejemplo en el jardín como agua de riego.

Mucha gente pregunta si es conveniente usar esta agua, que ha sido constantemente tratada con químicos, para regar la huerta o el jardín sin el riesgo de matar todo a su paso. A grandes rasgos es posible usar esta agua para regar, pero debemos encontrar un método que nos permita almacenar o rociar el agua que se elimina al limpiar una piscina.

Es conveniente hacer un análisis de esta agua para asegurarnos que el nivel de cloro es mínimo y no signifique un deterioro para nuestras plantas. En concreto, debemos contar con una concentración de cloro que no supere los 0,3mg por cada litro de agua. Si hay contenido de oxígeno activo, regulador de pH o alguicida debemos esperar a que se evaporen completamente y de forma natural, antes de usar esta agua. 

No siempre tendremos necesidad de usar tanta agua, como la de una piscina completa, para regar de una sola vez. Por este motivo la mejor manera de hacerlo es acumulando todo el volumen en un estanque donde podamos dejar que el agua evapore los químicos y podamos ir sacando parcialmente lo que necesitemos en cada momento.

¿Ves que siempre hay maneras de reciclar? No solo puedes usar esta agua en el riego del jardín, sino también para lavar el auto, terrazas y muros exteriores de tu casa. ¡Haz el esfuerzo! Lograrás un ahorro económico y estarás haciendo un aporte a la sustentabilidad de nuestro planeta.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *