ideas

PROTEGE TUS PLANTAS DEL CALOR

IMG-PROTECCION06

Hemos sido muy insistentes en cuanto al cuidado de las plantas en verano, ya que se desgastan mucho, pudiendo generar algún déficit, enfermedad o hasta la muerte por no resistir las condiciones adversas del verano, lo más común son afecciones por:

– Marchitez por deshidratación: Verás las hojas de tu planta caídas, con pérdida de turgencia y vigor. Debes regar inmediatamente. Esto es muy típico de plantas anuales o herbáceas.

– Golpe de calor: Esto pasa cuando hay un cambio muy brusco de calor y la planta sufre pérdida de agua por transpiración. El síntoma es similar al de marchitez, es decir, pérdida del agua. Esto es común en plantas de interior. Se debe poner atención al riego y se puede pulverizar para aumentar la humedad ambiental.

– Quemadura de hojas: Muy común en plantas que usamos en nuestro jardín y que no tienen resistencia al sol directo.

Como queremos que tu jardín siempre esté hermoso y resista las olas de calor de febrero te daremos algunos tips:

– Un aliado indispensable para combatir el calor es la hidratación. Asegúrate que la tierra de tu planta esté siempre húmeda. No se trata de caer en el exceso ni encharcar el suelo, ya que ésto también es contraproducente. ¡Mantén la humedad según cada caso!

– Haz una tasa de riego a los árboles, para que tengan un espacio de riego y no compita con el resto del jardín. La tasa de riego es una zona libre de tierra (alrededor del tronco del árbol) de 1 m de diámetro, parecida a una canaleta, que alberga y contiene el agua.  Es una excelente opción ya que nos permite aprovechar de excelente manera el riego.

IMG-PROTECCION04

– No riegues a las horas de mayor calor, riega durante la mañana o la noche, para que la humedad sea aprovechada al máximo y no se evapore por el calor ambiente.

– Horquetea tus plantas, remueve la tierra y crea aplicaciones de mulching, ésta capa de material orgánico nos ayudará a mantener la humedad.

IMG-PROTECCION01

– En el caso del pasto, conviene dejarlo más largo para que conserve mejor la humedad.

– En superficies planas de cubresuelos o césped se recomienda un riego por aspersión, que brinde la misma humedad a todos los sectores.

IMG-PROTECCION02

– Agrupa las plantas, notarás que se genera un ambiente más húmedo y fresco.

– Un buen método para mantener a tus plantas con riego justo, es poner agua en el plato de riego o en una fuente. Cuando se acabe puedes llenar nuevamente el plato, ésto permitirá que la planta tome el agua que desee.

IMG-PROTECCION03

– A tus plantas en maceta dales un espacio de sombra, aunque sea una planta muy resistente al sol, ya que como está en un medio no natural (maceta) se puede ver afectada. Una planta de maceta expuesta al sol puede morir, ya que la maceta calienta las raíces.

– Evita poner plantas en macetas muy cerca de un muro que esté expuesto al sol, ya que la pared caliente puede quemar las hojas.

– Utiliza toldos, mallas, paraguas o sombreros para amortiguar el impacto de los rayos del sol.

– Pulveriza tus plantas para crear un ambiente más húmedo.

IMG-PROTECCION05

– No hagas trasplantes.

– No realices podas drásticas.

– Protege tus almácigos.

Es importante que sepas que febrero no es el mes ideal para hacer trabajos en el jardín. Lo mejor es mantenerlo ya que está en pleno crecimiento.

¡Buena suerte!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *