ideas

MACETAS DE FIBRA DE COCO

Hoy en día la búsqueda por nuevas técnicas de cultivo y jardinería es una constante preocupación entre los productores de insumos como macetas y otros accesorios para el trabajo en el jardín. Hoy el consumidor está cada vez más consciente de temas como la huella de carbono y el calentamiento global. Esta búsqueda nos ha llevado a descubrir materiales antes jamás pensados para estos fines, como la fibra de coco. Quédate con nosotros y entérate de sus beneficios.

La fibra de coco es un material fabricado a partir de la cáscara natural del fruto que todos bien conocemos y gustamos, en una piña colada o en el aroma del bronceador. Esta fibra es comúnmente usada en una amplia variedad de productos, como limpiapiés a la entrada de la casa o en cepillos. Sin embargo, uno de los productos más populares son las macetas de fibra de coco, que son frecuentemente encontradas y usadas como colgantes.

Hay muchas razones para usar macetas de fibra de coco. Pueden retener una gran cantidad de agua, liberándola lentamente para permitir a las plantas ir tomándola con más facilidad y de manera constante. Adicionalmente, estas macetas proporcionan un buen drenaje, lo que siempre apreciamos mucho. Este material presenta una alta porosidad, lo que permite una excelente aireación del sustrato contenido en estas macetas, otra característica muy valorada.

Por otro lado, el material orgánico de la fibra de coco contiene un pH neutro (6,0 – 6,7) que lo hace apropiado para una enorme cantidad de plantas conocidas y además contiene pequeñas cantidades de fósforo y potasio que son aprovechables por la planta contenida en ella. La mayoría de las fibras de coco presentan propiedades antifúngicas, lo que puede ayudar a minimizar enfermedades.

Estas macetas se pueden encontrar en varios tamaños y formas para suplir las necesidades de casi todos los jardineros. Estos estupendos retenedores de agua son perfectos para usarlos tanto fuera como dentro de la casa, se pueden adaptar a cualquier situación.

También es posible armar contenedores de fierro revestidos con la fibra de coco. Para esto debes proveerte de una estructura de fierro la cual debes revestir por el interior, con la fibra de coco y apretarla suavemente para que la capa de fibra se adapte a la forma de la estructura. Para terminar debes rellenar con el sustrato que hayas elegido para tu planta.

En situaciones de calor excesivo y/o viento, especialmente con macetas colgantes, se hará necesario potenciar la retención de agua mediante la adición de algún agente retenedor como turba o tierra retenedora de agua. A pesar de que la fibra de coco retiene bien el agua, es porosa y por eso es propensa a secarse más rápido. Para mantener esto controlado será necesario revisar regularmente tus plantas para verificar que están recibiendo el riego necesario.

Y para rematar esta larga lista de beneficios que nos ofrece la fibra de coco podemos agregar el maravilloso hecho de que es absolutamente sustentable en términos ecológicos. Prefiriendo este material estarás feliz de saber que haces un sano aporte al medio ambiente, a nosotros mismos y nuestros niños.

4 comentarios

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *