ideas

EL JARDÍN Y LA NIEVE

Este invierno ha sido bastante intenso y ha dejado sorprendentes nevazones en muchas ciudades del país, como la del pasado sábado 15 de julio. Esto ha traído como consecuencia días de muy bajas temperaturas, que superan la media del país y a las cuales no estamos acostumbrados. En esta nota, te daremos algunos tips para entender cómo reaccionar y prevenir los cuidados en el jardín cuando cae nieve, sobre todo con especies no aptas para esta.

Césped

Si bien la nieve es un fenómeno hermoso que nos alegra, cuando esta se derrite, vemos los problemas que deja, especialmente en el jardín. La nieve quema el pasto y cuando esta se derrite, será normal ver nuestro pasto amarillo en el paño completo o por sectores de éste.

Si tu pasto se ve afectado por fuertes heladas o una nueva nevazón, ten en cuenta las siguientes consideraciones:

– No te alarmes

– No cortes el pasto húmedo o con hielo por ningún motivo.

– No pises el césped mojado o con hielo, las hojas se quiebran.

Para que la nieve se derrita más rápido puedes regar a primera hora del día, mientras haya algo de sol, de lo contrario no lo hagas. Una vez seco el pasto, horquetea la tierra.

Después de un eventual episodio de nevada o heladas extremas, será bueno dejar crecer el césped, ya que se renovará solo naturalmente. Una vez crecido, debes ir cortando de a poco, nunca superando ¼ del largo inicial; para pasar a resembrar en primavera, en caso que el césped no reviva.

Debes saber que dentro de los pastos más resistentes a las heladas, son la mezcla estadio y Lawngrass, esto no significa que no se verán afectados por el cambio de color o quemaduras, pero si tendrán mejor reacción para rebrotar.

Árboles

El árbol es un protector del suelo. Con su copa crea un círculo donde no cae nieve (cuando ha caído poca nieve). Esta se queda en sus ramas, lo que es bastante peligroso si la estructura de del árbol no es suficientemente fuerte. Es común que se generen desganches y quebraduras de ramas, que a simple vista las vemos delgadas, pero que pesan mucho y se vuelven riesgosas en caso de caer sobre algo o alguien.

La forma de prevenir desganches es:

– Seleccionar especies resistentes.

– Realizar poda de formación en cuanto los árboles han perdido el total de sus hojas.

– Extraer especies que signifiquen un riesgo.

– Sacudir la nieve de los árboles, para que estos no tengan que hacer una fuerza excesiva cargando un peso al que no están acostumbrados.

– Usar una guía en especies que aún están en formación con troncos y tallos muy débiles.

– La mejor forma de derretir la nieve siempre será con agua, el exceso de sal podría afectar la salud de los árboles.

Arbustos, herbáceas y cubresuelos

Al igual que las especies anteriores del jardín, las heladas y la nieve pueden quemar follaje, o afectar brotes de flores o frutos. En caso de no ser una planta que resista a las heladas, será bueno seguir los siguientes consejos:

– Haz una selección de especies adecuadas al clima de tu región.

– Usa plantas que sean resisten a heladas en macetas, para no tener un cuidado individualizado. Flexibilidad de cuidado, que te permita mover de maceta, envolver el suelo y cubrir de forma particular.

– Sacude la nieve del follaje, para no cargar demás a la plata que no acostumbra tener peso.

– Derrite la nieve con agua, a primera hora del día, evita el uso de sal.

– Dentro de las especies resistentes a la nieve para usar en tu jardín destacamos:

Buxus sempervirens.

Cotoneaster horizonalis

Viola tricolor

Narcissus sp.

Hedera helix.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *