ideas

EL ARTE TOPARIO

El arte topiario consiste en la poda reiterada de arbustos y árboles perennes –que no pierden sus hojas–, para darles formas por lo general geométricas, como esferas, conos, cubos, prismas y de espiral, entre otras.

Los arbustos y árboles podados se pueden combinar con distintas plantas, como herbáceas y gramíneas. Sus formas netas, fuertes y siempre verdes aportan estructura al jardín ya que permanecen iguales en todas las épocas del año. Además, generan contrastes con otras plantas de hojas acintadas y aspecto etéreo.

Esta práctica de jardinería comenzó en la Edad Media, tuvo gran protagonismo en el Renacimiento –en Italia y Francia–, y en la actualidad puede verse en jardines tanto clásicos como modernos.

En patios y balcones, los arbustos podados de diversas formas y tamaños quedan muy decorativos en macetas. Si usamos esta técnica en nuestros espacios exteriores, resultarán más atractivos.

Poda para lograr la forma deseada

La poda debe de hacerse de manera reiterada. Lo mejor es elegir plantas jóvenes y que puedan recuperarse rápidamente de las repetidas podas. La frecuencia del corte dependerá de la especie elegida y el clima. Hay especies de crecimiento más rápido que otras, y en lugares cálidos el crecimiento se acelera. El corte debe empezar por los brotes.

1- Arbusto recién comprado con forma indefinida. En este caso, se trata de un boj (Buxus sempervirens), que se podará en forma cónica, una de las más fáciles de lograr.

2- Comenzar la poda por las puntas y los brotes con tijera de mano.

3- Cambiar de tijera por una de cerco para que el corte sea recto y parejo.

4- Empezar a dar la forma deseada –en este caso cónico–, raleando las ramas.

5- Podar en forma recta la base del arbusto.

6- Arbusto terminado, listo para plantar.
Para mantener la forma, hay que recortar la planta cuando las ramas nuevas estén disparejas.

Una de las especies más fáciles y que más se usan en el arte topiario es el boj (Buxus sempervirens), de muy fácil mantenimiento y resistente a las reiteradas podas.

La esfera es una de las formas más típicas. Si queremos que quede perfecta, podemos usar estructuras de alambre que definen la forma y nos van guiando en el corte.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *