ideas

CULTIVO DE TOPINAMBUR

El topinambur es una planta perenne, de raíz tuberosa comestible y tallos erectos, que puede alcanzar hasta 2 m. Posee una bella inflorescencia de color amarillo, que alcanza entre 5 a 10 cms. lo que nos permite tener, además de una planta de cultivo, una especie con alto valor estético.

Los tubérculos son alargados y de forma irregular entre 7 a 10 cm. y 3 a 5 cm. de grosor. Existe una variedad de colores que van desde: el marrón pálido, púrpura o rojo; y su sabor es similar a la alcachofa. El topinambur lo plantamos a fines de invierno, ocupando un trozo de tubérculo.

Tipo de suelo:

Si bien se desarrolla en cualquier tipo de tierra, su crecimiento es más difícil en los suelos arcillosos, por lo que prefiere suelos más ligeros con aporte de nutrientes.

Una buena mezcla sería:

– 60% tierra jardín harneada, que aporte estructura.

– 30% compost, que aporte nutrientes

– 10% arena de compost, que aporte porosidad y drenaje. O también puedes usar la mezcla lista para huerta.

El topinambur se puede cultivar en maceta, para lo cual necesitamos una profundidad mínima de 30 cm.

Sol: Le gusta mucho el sol. De todas formas, puede soportar algunas horas de sombra, pero para su mejor cultivo requiere de exposición solar.

Heladas: Es una planta que puede dañarse con heladas muy intensas, por lo que su cultivo es mejor hacerlo en la época de mayor calor. Se recomienda cosechar en otoño, cuando bajan las temperaturas para evitar exponerla innecesariamente.

Riego: Esta planta no tolera el encharcamiento, por lo que debemos tener cuidado con el exceso de agua. Necesita de humedad, y lo más recomendable es dar riegos regulares con poca agua.

 

Siembra y cosecha

El topinambur se siembra a fines de invierno, o los primeros días de septiembre. Para plantarlo, no es necesario plantar todo el tubérculo, podemos trozarlo en varias partes y solo plantar algunas. Tampoco es necesario plantarlo en almácigo, pues debes ubicarlo en su lugar definitivo de una vez, sea este el jardín o una maceta.

Planta el tubérculo a 15 cm. de profundidad, dando un espacio de 50 cm. de diámetro para cada planta. Si plantamos en maceta, buscamos una que como mínimo tenga 10 l. de volumen con 30 cm. de profundidad, y plantamos 1 tubérculo por maceta.

La cosecha tarda 8 meses aproximadamente. Podemos recolectar en otoño, o ir tomando el tubérculo al momento de consumirlo.

En zonas de heladas intensas cosechamos antes de las heladas y una vez que se ha secado la mata y almacenamos.

Plagas y enfermedades: No se ve afectado por plagas o enfermedades, pues es una planta bastante rústica y fácil de cuidar.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *