ideas

CULTIVO DE HABAS

700x369_banner

La planta de haba es una especie poco exigente. La puedes cultivar en maceta o en tierra natural y no necesita proceso de almácigo. Solamente debes cuidarla de las temperaturas extremas, ya que el sol o heladas intensas perjudican su vitalidad. Para cultivarla, busca un suelo suave, una buena cantidad de compost y tu haba será una planta feliz. A continuación te dejamos algunas consideraciones para su cultivo.

Tipo de suelo:

El cultivo de habas necesita un suelo con compost de pH ideal 6,5. Deberás tener precaución con un suelo muy ácido, debido a que durante su crecimiento no se darán las mejores condiciones y correrás el riesgo de que su producción varíe negativamente. A pesar de adaptarse a cualquier suelo mejorado con compost, se adapta mejor a suelos arcillosos. Mucho compost y un fertilizante en base a potasio es el suelo ideal para un buen cultivo de habas.

En el caso de hacer un cultivo en maceta, deberás buscar un macetero que como mínimo tenga 25 cms de profundidad y un diámetro de 30 cms, ya que, cada planta puede alcanzar un diámetro de unos 40 cms. No necesitas hacer almácigos, puedes hacer tu cultivo directo a la tierra.

Como dato extra, se dan muy bien las habas en un suelo donde antes hubo cultivo de papas.

Sol: Las habas necesitan sol, pero no en exceso; no les gustan temperaturas superiores a los 20 °C, y por esto mismo su cosecha se realiza antes de que llegue el verano. Un poco de sombra no le hace mal, busca un espacio de oriente, le hará perfecto pues el sol es más débil y llega solamente por la mañana.

Riego: No necesita de mucha agua, basta con regar 2 a 3 veces por semana.

Siembra y cosecha: Otoño y primavera son las épocas ideales para el cultivo de habas. Debes evaluar las condiciones climáticas. Si el invierno no es muy frío, será buena idea sembrar en otoño y en caso de que tu invierno tengas muchas heladas, será mejor esperar a sembrar al inicio de primavera para cosechar a fines de primavera o inicios de verano. El tiempo de cosecha tarda 90 días.

Como ya hemos dicho, el cultivo se hace directo en tierra y no es necesario hacer almácigo. Se recomienda dejar en remojo con un día de antelación las semillas para que la capa exterior de la haba se ablande. Prepara una buena mezcla que cuente con abundante compost, humedece esta mezcla antes y planta tu semilla a 6 cms de profundidad aproximadamente.

Como es una especie que se da mejor en suelos arcillosos, te recomendamos no agregar arena de lampa; con la porción de compost, el drenaje de cualquier suelo ya mejora. En caso de estar en un ambiente con mucho viento, será bueno estacar y guiar la planta de haba.

Para la recolección, puedes cortar el ápice, que es muy sabroso, una vez que la planta ha alcanzado el tamaño deseado. Las vainas de habas cuando aún no han madurado se pueden comer ya que están tiernas y blandas

700x36902

Plagas y enfermedades

La haba es una planta muy resistente a plagas y enfermedades. En general puede ser visitada por pulgones, mosquita blanca y arañita roja, que son insectos que se concentran en el ápice de la planta, por lo que cortando este debiera irse la plaga. De todas formas puedes siempre usar un insecticida de Control Natural o un producto químico como Cyperkill que te asegura un resultado efectivo.

También, existe la posibilidad de que sea atacado por hongos en caso de que se riegue en exceso, o haya exceso de humedad. Por lo general se ataca con oídio, podredumbre de raíz, podredumbre de blanca, etc. Esto lo combates con un fungicida de Control natural, como una medida más preventiva.

En caso de tener una infección por hongo ya instalada te recomiendo usar Hongos del Suelo, que combate la pudrición y Fungicida oídio, en caso de que sea algo más específico aún.

 

Guía de productos recomendados. Busca estos productos y más en easy.cl 

habas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *