ideas

AGRICULTURA URBANA

Actualmente la agricultura urbana juega un rol importante no solo en Chile, sino que también alrededor del mundo, dado que brinda alimentos frescos, recicla desechos orgánicos, proporciona empleos, genera áreas verdes y aumenta la resiliencia de la población frente a los cambios climáticos observados en los últimos años. ¿Cómo estamos en Chile respecto a este tema? ¡Descúbrelo en esta nota y participa en uno de los proyectos!

La idea de agricultura urbana nace bajo el concepto de economía circular que tiene como objetivo la protección de jardines y promoción del desarrollo de acciones ecológicas en la ciudad. La manera de actuar de este plan, es fomentando un ecosistema donde se minimicen las pérdidas y éstas se transformen en materia prima que puedan ser usadas para otras actividades relacionadas, y así dar un paso para terminar con la imagen de las ciudades como entes devoradores de recursos. Lo que se busca con este modelo es favorecer la “eco concepción” (obtención de productos cuyo ciclo de vida tenga un bajo impacto ambiental), la “economía de la funcionalidad” (priorizar el servicio de un bien prestado a su posesión) y la “ecología industrial” (los residuos de una empresa como materia prima de otras).

En el mundo hay ejemplos cotidianos como el de la ciudad de París, que permite que cualquier ciudadano cultive jardines y alimentos en techos, fachadas, jardineras, muros u otros espacios que un ciudadano desee.

Pero ¿qué ocurre en Chile?

Santiago cuenta desde el 2011 con la Red de Agricultura Urbana (RAU); que combina las necesidades de aumentar las áreas verdes en la ciudad y de difundir una cultura que permita a las personas volver a los alimentos saludables, basándose en la participación libre de la comunidad. Esta organización ha comenzado a usar los espacios públicos con este fin, como es el caso de la Avenida Américo Vespucio y la calle Club Hípico, donde trabajan profesionales, técnicos y agricultores urbanos; que buscan promocionar, difundir y legitimar la agricultura urbana y ofrecer información válida sobre la producción ciudadana de alimentos sin restricciones legales.

En otro escenario, nuestra capital se ha conformado como “la gran ciudad” pero existen aún muchas poblaciones que funcionan como pequeños pueblos, donde los habitantes participan en la vida comunitaria y se conocen entre ellos. Algunas amenazas de estas huertas urbanas son los desechos propios del vecindario, robos de plantas y la contaminación directa como tráfico de automóviles, smog y suelos de rellenos sucios.

Frente a esto, uno de los directores de la RAU afirma que “el objetivo principal es lograr la apropiación del espacio público por parte de vecinos y huerteros, compartir cosechas y labores, hacer actividades conjuntas participativas anexas a la huerta misma y el apoyo municipal a través de fondos, permisos y acceso al agua de riego.”

Existen organizaciones ya consolidadas en este ámbito, como la “Huerta Municipal de La Reina”, el “Programa de Agricultura Urbana de La Pintana” y los “Huertos Escolares de la Municipalidad de Renca”, todos bajo conceptos muy similares de funcionamiento. Adicionalmente se ha autorizado otra iniciativa llamada “Programa de Desarrollo Local, PRODESAL” que busca, entre otros, dirigir los esfuerzos existentes de los participantes del sector que ya están incorporados para así constituir ejes de desarrollo económico, social, humano y ambiental. También en el sector privado existe una amplia participación en la agricultura urbana, que están principalmente enfocados en servicios de capacitación y aprovisionamiento de insumos. Algunos de estos son “Huerto Hada Verde”, “Cultivos Urbanos”, “Ciudad Viva”, “Canvis” y “Plataforma Neta”.

¿Cómo puedo participar?

El difícil acceso a tierra cultivable es uno de los principales temas que la Red de Agricultura Urbana pretende solucionar a través de esta hermosa iniciativa. Es así como esta organización se ha tomado lugares privados, públicos, huertas comunales, lugares cedidos por algunas alcaldías, escuelas, hospitales y otros para contrarrestar este síntoma. En el plan de acción de la RAU se ha considerado el desarrollo de un “Manual de Buenas Prácticas Agrícolas Urbanas”, la implementación de un centro demostrativo de capacitaciones, charlas abiertas al público sobre agricultura urbana y un catastro de la situación de la agricultura urbana en Santiago. Uno de los objetivos de este último es conectar a las personas y organizaciones para que logren consolidar y replicar estas iniciativas.

Si te parece interesante participar de estas iniciativas puedes hacerlo desde diferentes ángulos: como propietario de un terreno que estás dispuesto a ceder porque no tienes tiempo o conocimientos para trabajarlo, o bien como vecino que quiere cultivar un huerto pero no tiene donde hacerlo, o incluso como vecino que busca organizarse con otros para recuperar esa esquina abandonada de su barrio; ingresa a www.compartetujardin.cl donde podrás hacerte parte desde cualquiera de estas formas de participar.

En casi todas las instancias antes nombradas (Huerta Municipal de La Reina, Huerto Hada Verde, etc.) existe también la posibilidad de hacer donaciones de insumos agrícolas para apoyar los proyectos. Algunos productos útiles que puedes donar son y que puedes encontrar en nuestras tiendas y en Easy.cl:

Como pudiste ver, existen iniciativas que buscan generar cohesión social en el contexto de la producción del alimento y minimización de la contaminación ambiental. Si es un tema que te gusta y te sientes atraído, ya sabes qué hacer. Tendrás la satisfacción de sentirte un activo miembro de tu comunidad y ser un aporte real a la conservación de nuestro ambiente y espacio urbano.

2 comentarios

  • ana maria santis

    en que epoca se coloca el fertilizante para frutales

    • Isamar Hernández

      Hola Ana María. Lo más recomendable es abonar con compost en otoño-invierno y con algún producto granulado específico para frutales durante primavera-verano.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *