familias de plantas

REPRODUCCIÓN DE CACTUS Y SUCULENTAS A TRAVÉS DE HIJUELOS

Sin duda los cactus y suculentas han estado en alza transformándose en las favoritas para decorar el hogar o el escritorio. Imperdibles en cualquier fotografía de decoración, hoy te dejamos una guía para poder reproducirlos de forma natural a través de sus hijuelos. Así que, ¡toma nota y manos a la obra!

Lo primero es entender que los cactus y suculentas tienen 3 formas de reproducirse:

1- Por semillas.

2- Por esquejes (hoja o tallo).

3- Por hijuelos.

En esta oportunidad veremos la reproducción de cactáceas y suculentas por hijuelos, puesto que estamos en la época del año donde es mejor usar esta forma, lo que equivale a primavera e inicios de verano. Durante el resto del año puedes intentar esta técnica, pero corremos el riesgo de que no enraícen bien los hijuelos.

Pero… ¿Qué son los hijuelos?

Podrás observar que a muchos cactus y crasas le salen una especie de ‘mini cactus’ en sus bases, como por ejemplo algunos del género Echinopsis, que se puede apreciar en la imagen. Pues bien, estos grupos de ‘mini cactus’, son los llamados hijuelos. 

Materiales:

– Maceta según tu gusto.

– Arena de lampa como sustrato único.

– Enraizante.

– Guantes.

Paso a paso:

1- Separa con mucho cuidado los hijuelos de la planta madre. Debes hacer palanca despacio, puedes ayudarte con un palo de helado para no tomar directamente el hijuelo, para evitar pincharte.

2- Guárdalos en una caja, y almacénalos en un espacio seco por una semana. Esto lo hacemos para que cicatrice la zona que estaba unida a la planta madre.

3- Debes dejar a la planta madre en un espacio sombrío, sin riego por una semana. Esto, para que también cicatricen los espacios donde tenía los hijuelos.

4- Vierte en la maceta la arena de lampa (solo usaremos arena de lampa). Humedécela un poco. Debe ser mínimamente húmedo para no generar hongos ni pudrición de tejido.

5- Saca los hijuelos de la caja ya secos, pon un poco de hormona enraizante, y pósalos sobre la arena.

6- Espera unos 20 días para ver las primeras raicillas. Debes esperar que estas se vean firmes para trasplantarlo a un espacio definitivo.

Consejo:

Recuerda que los cactus requieren de poca agua y exposición al sol. Solo lo dejaremos a la sombra para secar y mantener la humedad, pues no estamos regando. No riegues las hojas o tronco.

 

 

2 comentarios

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *