familias de plantas

¿POR QUÉ SE ENFERMAN NUESTRAS PLANTAS?

Las plantas, como todos sabemos, son seres vivos que necesitan de 3 elementos básicos para vivir: luz, agua y sustrato. Cuando alguno de estos factores está de más o de menos, es normal que veamos efectos inmediatos, los cuales queremos que aprendas a identificar, para que tu experiencia de criar una especie vegetal, sea positiva.

Lo primero y más esencial, es saber qué planta tenemos frente a nosotros. Esto nos permitirá averiguar directrices básicas como:

Origen: Es importante conocer el hábitat de origen de la planta, saber dónde crece naturalmente, nos indica dónde esta se siente cómoda. Este factor además es vital para conseguir un paisaje sostenible y más ecológico, donde no forzamos a la plantas a crecer en lugares inhóspitos para ellas. Por ejemplo intentar cultivar una planta que necesita humedad y sombra, a pleno sol.

Datos básicos: Saber si es una planta perenne o caduca (perenne: floración constante y renovable. Caduca: floración estacional) Si es de tubérculo, saber en qué época florece, nos ayudará a no esperar cosas imposibles de esta, o evitará que nos asustemos si pierde la hoja cuando es caduca o a alertarnos si pierde las hojas y es perenne. En el caso de los tubérculos, saber cuántas veces podemos usar las papas y si estas se guardan.

Horas de luz: Es importante entender que las plantas necesitan luz, no sol, no todas toleran el sol directo, ya que en ocasiones los rayos del sol son tan fuertes que pueden quemar las hojas. Este ítem nos permitirá, saber si podemos poner nuestra planta a pleno sol, o necesitamos ponerla en un lugar de luz suave, bajo un árbol por ejemplo, o cerca de una ventana.

Tipo de sustrato y tolerancia: Cada planta tiene necesidades de suelo distinta, algunas crecen en suelos arenosos, o salinos (cerca de la costa), suelos pantanosos, ácido, sueltos, con buen drenaje, arcillosos, etc. Además de un sustrato indicado, los nutrientes que aporta el suelo son esenciales, y por esto acudiremos al recurso fertilizante, que nos aportará nutrientes y mantendrá feliz a nuestra planta, en caso que de forma natural el suelo no pueda dárselo. El exceso de fertilizante mata a las plantas, las quema; por eso pon la cantidad indicada por proveedor.

Cantidad de agua en riego: Este punto es vital, ya que mueren más plantas por exceso de agua que por falta de esta.

Podemos encontrar las siguientes consideraciones:

  • Resistente a sequia: Dejaremos secar la primera capa de sustrato entre riego y riego.
  • Medio: Mantenemos la humedad. No regamos todos los días.
  • Abundante: Regamos todos los días.
  • Palustres: La planta puede mantenerse en un medio acuático.
  • Trasplantes: Regamos de forma abundante para eliminar burbujas de agua.
  • En floración: Podemos aumentar levemente el riego.
  • Se diferencia el riego entre otoño-invierno y primavera-verano. Ya que el tiempo de duración de la humedad varía según la temperatura de la estación.
  • En otoño-invierno regamos cuando sale el sol y en primavera-verano regamos durante la tarde cuando el sol se esconde.
  • Un suelo arcilloso retiene más humedad que un suelo arenoso.
  • Una planta decaída por falta de riego, casi siempre se puede recuperar comenzando a regarla.

Resistencia a heladas: Muchas plantas se ven afectadas con las heladas, pudiendo morir, en cambio otras necesitan del frío para tener bellas flores. Necesitamos saber esto, para cultivar en interior o exterior, o para proteger el cultivo durante invierno.

Podas: No podamos de la misma manera las plantas perennes y las plantas caducas. Debemos informarnos de la época de poda para cada especie, si nos equivocamos podemos suprimir floración y fructificación. Las plantas que no pierden hojas por completo, tienen poda de limpieza o formación, pero es una poda más leve, ya que no regeneran las hojas con rapidez.

Plagas o enfermedades: Al momento de notar decaimiento en nuestra planta, debemos fijarnos si hay algún agente externo haciendo de las suyas. Buscaremos hoyos, mordeduras, puntos, manchas, modificación en la forma de la hoja, insectos, etc. Podemos buscar con lupa, ya que a veces los insectos son muy pequeños y debemos saber exactamente donde es la afección para aplicar el remedio indicado.

Esperamos que con estos consejos te animes a dar vida a nuevas plantas y a mejorar tus plantas enfermas, ¡llena tu hogar de bellas especies! No tengas miedo y mucha suerte

4 comentarios

  • viviana

    Hola! .. quisiera hacer una consulta. Cuando uno abona las plantas hechandole fertilizante granulado, tambien se le agrega uno foliar o solo uso un fertilizante.

    • admin

      Hola Viviana, usa solo una a la vez o ambos en menor cantidad hasta hacer una porción, por ejemplo 30% granulado y 70% foliar. Ya que si aplicas más de una dosis puede intoxicar a la planta y matarla al día siguiente. Usalo combinado en una porción o aplica los dos en meses distintos, saludos.

  • Eugenia godoy

    Hola, tengo un palito de agua, muy lindo pero sus hojas se estan secando por favor diganme como ayudar a mi palito de agua.
    Gracias.

    • admin

      Hola Eugenia, necesitamos que nos indiques ¿cómo cuidas tu palo de agua, cada cuánto lo riegas, dónde lo tienes, desde cuándo se comenzaron a secas las hojas y si hiciste algún cambio en el cuidado para que pasara esto? Quedamos atentos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *