familias de plantas

PLANTA BULBOS EN OTOÑO

Parte del trabajo de un buen jardinero es saber proyectar en el tiempo las tareas que deberá enfrentar según los objetivos que quiera lograr en su jardín. Si queremos gozar de flores bulbosas en invierno y primavera, tendremos que planificar su plantación durante el otoño. Pon atención.

Las especies bulbosas, que comúnmente se encuentran en tiendas Easy durante otoño son: Tulipán, Crocus, Iris, Fresia, Jacinto, Muscari, Narciso, y Ranúnculo. Revisemos algunos detalles a tener en cuenta.

Debemos elegir bulbos que estén sanos. Uno como tal se percibirá duro y firme al presionarlo con los dedos. Además, no debe tener ningún agujero, ya que eso puede indicar que algún insecto o gusano lo ha afectado.

Es fundamental contar con un suelo que drene bien el agua, porque los bulbos, al igual que la mayoría de las raíces de las plantas, necesitan un equilibrio entre agua y aire para su correcto desarrollo. Si los privamos de aire se pudrirán y perderemos todo nuestro esfuerzo.

Un suelo arcilloso se caracteriza por tener una estructura que contiene poco aire y poca materia orgánica en comparación con otros suelos, y tendremos que enmendarlo si pretendemos usarlo para plantar bulbos. Para esto es recomendable agregar un 25% de arena de lampa y un 25% de turba u otro componente orgánico y mezclar bien todo.

Labra el suelo donde vayas a plantar, hasta una profundidad de 25 cm. Con esto lograrás obtener un suelo suelto, desmenuzado, y mullido. Si harás la plantación en maceta, no necesitarás hacer este labrado del suelo, pero igualmente debes considerar que la maceta tenga unos 30 cm de profundidad.

Aunque tu suelo no sea arcilloso, igual es bueno que lo abones con un producto orgánico, como guano, mulch, turba o compost, ya que las bulbosas gustan de este tipo de suelos.

La profundidad de plantación de bulbos es 3 o 4 veces el tamaño de ellos mismos. La distancia de plantación entre bulbos dependerá de cada especie.

  • Tulipán: separación 10 cm
  • Crocus: separación 3 cm
  • Iris: separación 15 cm
  • Fresia: separación 10 cm
  • Jacinto: separación 10 cm
  • Muscari: separación 8 cm
  • Narciso: separación 12 cm
  • Ranúnculo: separación 8 cm

Para evitar pudriciones producidas por hongos o ataques de plagas, debes aplicar un desinfectante como Terrasán a la mezcla de tierra. La dosis es de 3 g por cada maceta de 20 cm de diámetro.

Por último, para lograr obtener un macizo de bulbosas que ofrezca una floración prolongada, te recomendamos hacer la plantación de tus bulbos de manera diferida. Separa el total de los bulbos en tres partes iguales y planta cada tercio en la misma maceta o lugar, con 10 – 15 días de separación en el tiempo.

Ahora que ya tienes el conocimiento básico para plantar tus bulbos en otoño, queremos sugerirte algunos productos que te servirán de apoyo para esta labor.   

1- Turba seleccionada

2- Tierra maceteros

3- Insecticida terrasan polvo

4- Fertilizante germinal

5- Cultivador manual de acero

6- Arena de lampa

7- Pala

8- Tierra compost

9- Fertilizante bulbos

10- Humus lombrisol

11- Guantes jardinería

¿Te quedó alguna duda? Escríbenos y estaremos encantados de orientarte para que logres obtener una hermosa floración de bulbosas esta primavera.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *