familias de plantas

KENTIA

Nombre científico: Howea fosteriana
Nombre común: Kentia
Familia: Arecaceae
Origen: Australia

La Kentia es una palmera que puede alcanzar hasta 10 m. de altura en su hábitat natural. Es de crecimiento muy lento, por lo que podemos cultivarla en maceta. Muy versátil y se se adapta muy bien a todo tipo de suelo, a pleno sol en exterior o a semisombra, con muy poca luz en un espacio interior. La Kentia para el uso paisajista es un elemento vertical, un árbol que puedes cultivar al interior de tu casa, ¡Sin duda una excelente planta para dar un toque distintivo a tu hogar!
Exposición solar: Es una especie que puedes cultivar en exterior a pleno sol y en el interior de tu hogar en un espacio con poca luz. Sea cual sea tu elección, deberás mantener este régimen por el resto de su vida.
Tipo de hoja: Perenne.
Velocidad de crecimiento: Lento.
Floración: Flores blancas, que salen como varas y se mimetizan un poco con el follaje.
Características ornamentales: La Kentia es cumplir el sueño de tener un árbol en el interior de tu hogar en un espacio de poca luz. Realmente es un aliado para patios de luz, o para cultivar en maceta en el interior de la casa.
Resistencia a las heladas: Resiste hasta -5 °C por períodos cortos, y si se protege bien se puede incluso cultivar en exterior a semisombra o sombra. Es una planta muy versátil: se adapta tanto en exterior como interior.
Uso paisajista: La puedes usar para cultivar en maceta, al interior del hogar, para destacar en una esquina o ideal en patios de luz.

Tipo de suelo: No es exigente en suelos, recomendamos siempre preparar un suelo fértil, y bien drenado. Debemos buscar un macetero grande, de unos 50 x 50 x 50 cm. como mínimo, para dar bastante suelo, y permitir que alcance mayor tamaño.

Si el sustrato quieres prepararlo tú mismo puedes usar, tierra vegetal o de jardín 30%, compost 50%, y arena de lampa 20%.

Riego: Tiene tolerancia moderada a la sequía, por lo mismo es recomendable regarla una vez al mes en invierno y cada 2 semanas en verano. Preocúpate de jamás encharcar.

MANEJO

Fertilización: Usa un producto cada 15 días en verano (repelente). Un producto que estimule el verde de las hojas o que sea para crecimiento para árboles.

Abonos: Abonar con compost, durante todos los meses del año.
Poda: Se deben cortar partes secas o enfermas.

Trasplante: Es una palmera realmente complicada para trasplantar, ya que se daña si el pan de tierra se destruye. Si lo haces, debes trasplantar en primavera. Debido a su lento crecimiento puede permanecer en la misma maceta por muchos años.

Propagación:

Semillas: Las semillas pueden tardar en madurar entre 3 a 4 años, una vez que han madurado tienen una viabilidad de 8 semanas aproximadamente. Debemos tratar las semillas con un fungicida, que mejorará la germinación. Sabremos que el fruto ha madurado, ya que pasa de color naranjo pálido a rojo pálido.
Debes tener paciencia, pues una germinación exitosa tarda 2 meses, pero este proceso podría tardar hasta 2 años, considerando la maduración de la semilla.

Plagas y enfermedades:

Se ve afectada principalmente por

Insectos:
– Pulgón, cochinilla y arañita roja. Para curar estas plagas debes aplicar insecticidas.

2 comentarios

  • Yolanda Parra

    Consulta, se puede cortar su copa ?

    • Isamar Hernández

      Hola Yolanda. Las palmeras no se podan como otras plantas. Solo debes eliminar las ramas secas o enfermas, y sacándolas desde la base. Saludos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *