familias de plantas

DALIA

03_EASY_DALIA

La Dalia es una hermosa planta de raíz tuberosa, que florece desde verano hasta fines de otoño y se plantan sus tubérculos ahora en el buen tiempo de la primavera. Esta planta- sin duda- ocupará un buen lugar en tu jardín o en tu balcón dando color y elegancia con sus flores fragantes. Las Dalias son muchas y tiene distintos tipos de flores, todas muy bellas y fáciles de cultivar, solo debes cuidar el riego.

Nombre científico: Dahlia spp.

Nombre común: Dalia.

Familia: Compositae.                                                                    

Origen: México.

Exposición solar: Pleno sol, es una planta que necesita de mucho sol.

Tipo de hoja: Perenne. Se clasifica como herbácea perenne de raíz tuberosa.

Velocidad de crecimiento: Rápido, desde su plantación necesita un período de 120 días para alcanzar la floración por aproximadamente 6 meses, si el tiempo es óptimo a sus requerimientos.

Floración: Normalmente florece desde verano hasta fines de otoño. Las flores son grandes, y muy vistosas, de distintos colores, en tonos rosas, rojos, blancos, anaranjados y amarillos. Si bien la Dalia es una planta que necesita de mucha luz y que puede estar a pleno sol; presenta problemas en la floración si el verano es muy caluroso, tardando la aparición de la floración hasta que las temperaturas bajan en otoño.

Características ornamentales: La flor de la Dalia es totalmente estética, es un perfecto pompón de pétalos dobles, simples y semidobles con una gran variedad de colores.

Resistencia a las heladas: No tiene buena resistencia a las heladas, el follaje se marchita durante el invierno y es conveniente conservarlo en la maceta en un lugar protegido. Puede ser en el interior de la casa ya que incluso el rizoma puede morir durante el tiempo de reposo si pasa una helada muy fuerte. Es recomendable plantar la Dalia en maceta para poder protegerla, cambiándola a un espacio más cálido o haciendo mini invernaderos a la maceta.

Debemos cuidar la Dalia de las corrientes fuertes de viento, ya que pueden debilitar las hojas y flores. Prefiere 18 y 23 ºC y una humedad relativa del 75 al 78%.

Uso paisajista: Usa tu Dalia en grupos grandes para que destaquen. Te recomendamos cultivarla en macetero, ya que es más fácil su control y cuidado. Puedes cultivarla en tu balcón. Las flores se usan como flor de corte, son muy cotizadas por su gran belleza y aroma; si tu zona no tiene problemas de heladas usa tu planta mezclándola entre los macizos y dejando que la belleza de las flores den un toque especial a tu macizo en verano.

Tipo de suelo: Le gusta un suelo bien drenado y abonado. Si cultivamos en suelo directo usaremos una mezcla de compost con arena de lampa o perlita, porque mantiene la humedad, en proporción 3:1. En caso de cultivar en maceta, usaremos la mezcla lista de tierra para maceteros.

O hacer una mezcla de compost con arena de lampa o perlita.

Riego: La Dalia necesita humedad pero en ningún caso encharcamiento, ya que puede provocar pudrición de la raíz tuberosa. En el primer período de plantación se debe regar con moderación y cuando este por florecer y durante la floración se debe aumentar el riego.

Manejo

02_EASY_DALIA

 

Fertilización: Realiza aplicaciones foliares estimulantes de floración.

Abonos: En caso de cultivar en tierra, se recomienda hacer abonos de compost o tierra para macetero.

Poda: Es bueno eliminar el exceso de flores dejando los brotes principales, así las flores serán más grandes y bellas. Elimina hojas que se sequen, incluso si una parte del tallo se está marchitando puedes cortarla.

Trasplante: Trasplanta en primavera en caso de que sea necesario.

Conservación: Cuando a fines de otoño el follaje se marchita, es bueno guardar los tubérculos; debes limpiarlos bien de la tierra, eliminar partes enfermas y guardarlos en un espacio sombrío y seco. Al siguiente año puedes volver a plantarlos en primavera, seguramente la floración será cada año más débil, aun así los tubérculos de Dalias se usan por 3 a 4 años.

Propagación:

Se puede multiplicar por semillas, esquejes o división de tubérculos.

Semillas: En invierno-primavera.

Esquejes: A principios de verano, cuando la planta ya tiene follaje, se elige una rama que tenga 3 nudos, o que alcance los 8 a 10 cm de largo, debe ser la rama más linda, vigorosa y sana. Córtala, pon hormona enraizante y plántala en una maceta con mezcla de tierra para macetas. El esqueje por la altura seguramente no resistirá estar vertical todo el tiempo, asi que dale un punto de apoyo.

División de tubérculos: Esto lo hacemos a principios de primavera, al momento de la plantación, dividimos cortando con un cuchillo bien afilado cortamos de forma vertical trozos de similar tamaño; cada trozo de tubérculo debe tener al menos una yema, si no el procedimiento no será exitoso. Estos los plantamos a 8 cm si la planta es pequeña y de 10 a 12 cm si la planta es más grande.

Plagas y enfermedades:

Es una especie bastante delicada, debes estar atento a enfermedades y plagas. La mayoría de las enfermedades se dan por un exceso de humedad y para esto debes tener control en el riego.

Enfermedades:

– Oídio, Moho gris, Virosis, bacteriosis y marchitez: Todas estas enfermedades las puedes controlar con un riego preciso sin exceder en encharcar y con un fungicida.

Plagas:

– Pulgones, Mosquito verde, arañita roja, trips y tijeretas: Estas las combates con un insecticida.

– Larvas, orugas nocturnas, nematodos y gusanos blancos: Atácalos con un insecticida.

– Caracoles y babosas: Combátelos  con cebos para moluscos.

Guía de productos recomendados. Busca estos productos y más en easy.cl 

SKU_productos_DALIA__

 

16 comentarios

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *