familias de plantas

CULTIVO SALVIA

Salvia officinalis

IMG-SALVIA01

La salvia es una planta perenne muy rústica, ya que no es exigente en suelo o en riego y posee muchas cualidades medicinales, aromáticas y culinarias. Además ornamentalmente es una hermosa planta de flores violetas. Apta para plantarla en el jardín o en el balcón en maceta, es una planta muy adaptable.

Tipo de suelo:

En cuanto a suelos, estos deben ser calcáreos, nunca abones o añadas tierra ácida, le puedes hacer mucho daño a la planta. Siempre es recomendable aportar una dosis de materia orgánica. Una buena mezcla sería 50% de tierra de jardín y 50% de compost.

Cuando cultives en macetero puedes usar la tierra lista para macetas. Idealmente busca una maceta de unos 40 cm como mínimo. Recuerda que la Salvia alcanza hasta 60 cm de diámetro.

Sol: Le gusta el sol y los climas cálidos. Si el invierno es my frío, con temperaturas bajo 0, es necesario protegerla. Soporta la sombra. Lo importantes es que una vez cultivada en un tipo de ambiente de agua y luz, no generes grandes cambios, ya que la adaptación es lenta.

Riego: La salvia no requiere de mucho riego, Puedes regar 2 o 3 veces por semana. Es resistente a la sequía. Un buen parámetro es regar cuando veas que la tierra se ha secado.

IMG-SALVIA02

Siembra y cosecha:

La salvia es una planta perenne que puede llegar a medir 60 cm de diámetro o más, dependiendo de si está en tierra o en maceta. Florece desde fines de primavera hasta mediados de verano.  Esta planta podemos reproducirla por semillas en primavera, o por esquejes.

Siembra:  Realízala a finales de primavera; dale un espacio de 20 cm de diámetro a cada futura planta. Las semillas se entierran a 1/8 de profundidad. Entre 10 a 21 días podrás ver la germinación. Cuando la planta esté más grande puedes trasplantarla a macetas o a tierra natural. Busca un espacio cálido y con abundante luz, protegido del sol muy fuerte.

Esquejes: Puedes hacerlos desde fines de primavera hasta mediados de otoño. Corta un tallo semileñoso de una salvia madre sana de 15 cm con 2 o 3 entrenudos y 2 hojitas como máximo. Ponle hormona enraizante en la base del tallo y plántalo en una enmienda húmeda de perlita y compost 50% y 50%. Mantenlo siempre húmedo, con buena luz, no a pleno sol. En un mes verás su enraizamiento. Trasplanta tu esqueje cuando las raíces se vean firmes.

Para cosechar espera a un año desde el cultivo de la planta, las hojas de salvia debemos cortarlas antes de la floración. Es como una especie de poda, no se cosechan todas las hojas al mismo tiempo, la idea es tener a la planta como proveedora y sacar solo lo que necesitamos.  Se recomienda cortar las hojas cuando el clima está seco y al mediodía, el instante más aromático de la planta.

IMG-SALVIA03

Plagas y enfermedades:

Se pueden ver afectados por acaros, pulgones y minadores de hojas.

¿Nuestros elegidos? 

SKU-SALVIA

¡¡Mucha suerte con tu cultivo de Salvia!!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *