familias de plantas

CUIDADOS DE TRADESCANTIA

Esta planta es una de las favoritas por su gran versatilidad y este año será una de las estrellas porque Pantone la ha elegido el “ultravioleta” como el color del año 2018. Descubre cómo cuidarla.

Existen múltiples especies del género Tradescantia, las comúnmente usadas son Zebrina, Fluminensis, Pallida, Spathacea, Virginiana y Sillamontana (usualmente llamada Amor de hombre), Flotilla, Yerba de boca y Flor de Santa Lucía. Son originarias de América y fueron llevadas a Europa por primera vez en manos del naturalista John Tradescant, en el siglo XVII, motivo por el cual Linneo la bautizó como Tradescantia.

Su principal atractivo es el follaje que desarrolla, no así sus flores que son muy pequeñas y de poco valor ornamental. Generalmente se usa como planta de terraza y de interior, pero también puede usarse directamente en el suelo como planta tapizante, bajo algún arbusto o árbol. Su hábito es rastrero o colgante. Presenta hermosas hojas ovaladas con punta, de color verde y plateado en el haz, púrpura o magenta en el revés. Sus cuidados son muy simples y casi no sufre ataque de plagas o enfermedades, lo que la convierte en una excelente candidata para cualquier jardinero principiante.

Sus requerimientos de luz son semisombra o sol directo. También soporta sombra total, pero tendrá una menor coloración púrpura/magenta. El rango ideal de temperatura es entre 15ºC y 24ºC, aunque soporta mayores temperaturas si cuenta con riego abundante.

Usemos un sustrato común de macetas, con arena o perlita en proporción 3:1, el drenaje es fundamental para no tener pudrimiento de raíces. El riego debe ser frecuente entre primavera y otoño, cada vez que los primeros 3 cm. del sustrato se hayan secado debemos regar y solo en invierno reducir la frecuencia a una vez cada diez días.

No requiere mucha fertilización, bastará con alimentarla una vez por mes con un fertilizante líquido equilibrado, como fertilizante para Hojas ROOTS, para potenciar desarrollo de follaje. No necesita podas, pero las soporta muy bien, por lo que no debemos ser tímidos cuando deseemos controlar su crecimiento.

Los ataques de plagas o enfermedades son casi inexistentes. En algunas ocasiones pueden aparecer Pulgones, Arañitas o Chanchito blanco. Los podemos controlar con productos como Cyperkill o Aceite Springhill.

En cuanto a multiplicación podemos reproducir por semillas en primavera, pero no es recomendable ya que resulta mucho más rápido hacerlo por esquejes desde primavera hasta otoño.

Te invitamos a conocer esta colorida especie que hará hermosos contrastes con los verdes predominantes en tu jardín. Su alta resistencia a la sequía y rápido crecimiento la convierten en la planta idea para comenzar a familiarizarte con el jardín y sus cuidados. Plántala en una maceta azul, rosa o violeta y deléitate con colores vibrantes.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *