familias de plantas

CACTUS Y SUCULENTAS

De un tiempo a esta parte, los cactus y suculentas van ganando cada vez más adeptos, quizá por su fácil cultivo, o por sus formas increíbles, o por sus maravillosas flores. Su versatilidad permite cultivarlas en viejos cacharros, macetas, cuadros y terrarios. Las suculentas están en cada rincón llenando de textura y color los espacios.

Las suculentas son plantas que acumulan agua en sus tejidos. A este gran grupo pertenecen los cactus, que además están cubiertos de espinas. Esto significa que todos los cactus son plantas suculentas, pero no todas las suculentas son cactus.

Muchas suculentas son originarias de África, aunque crecen también en distintos lugares del mundo. Los cactus tienen su origen en América, donde crecen en desiertos, bosques y montañas. Las suculentas soportan las altas temperaturas y la escasez de agua, además de ser resistentes a la sequía.

 

Cactus

Conocer el lugar de procedencia de cada cactus nos permitirá saber qué cantidad de luz y agua recibe en su lugar de origen. Esto nos ayudará a crearle las condiciones ideales para su mejor desarrollo. La mayoría de los cactus soportan amplias variaciones térmicas, pero no la humedad. Se riegan a partir de la primavera y durante todo el verano, una vez por semana o cada 15 días. El riego debe ser abundante.

El sustrato tiene que ser poroso para que el agua no quede retenida. Se recomiendan dos partes de tierra de hoja y una parte de arena de lampa; también puede agregarse vermiculita.

 

Flores de cactus

Las flores de los cactus son sorprendentes, no sólo por sus formas y colores, sino por el momento en que se produce la floración. Algunas especies florecen cuando la planta es joven, como en el caso de los Gymnocalycium, que lo hacen a los 3 o 4 años, y otras tardan hasta más de 30 años.

Algunos cactus florecen de noche; otros tienen una flor que dura solo un día, y otros presentan una floración más prolongada, de una semana, como en el caso de los Echinocereus. Por su parte, los Discocactus tienen flores perfumadas que se abren al atardecer y se cierran cuando amanece.

La mayoría de los cactus florecen en verano, algunos en primavera y unos pocos en invierno. Los cactus florecidos son un espectáculo único que sorprende gratamente al que los está mirando.

 

Suculentas

Las suculentas no cactáceas -es decir, que no son cactus-, al estar distribuidas por todo el mundo, pueden soportar diferentes climas y condiciones. Esto las vuelve más resistentes y facilita su cultivo.

El riego debe de realizarse desde septiembre hasta marzo, cada 7 o cada 15 días, dependiendo de si las temperaturas son muy altas o no.

El sustrato ideal es una mezcla de 2 partes de tierra de hoja, 1 parte de compost, 3⁄4 partes de arena de lampa, 1⁄2 parte de vermiculita y carbón vegetal.

Debe controlarse la humedad y el frío en exceso para evitar el ataque de hongos, que son la principal causa de enfermedades.

 

Reproducción de suculentas

Las plantas suculentas son muy fáciles de reproducir. Este método puede utilizarse en los Graptopetalum y las Echeverias.

1- Retirar una hoja desde la base de la planta madre.

2- En una maceta preparada previamente con sustrato para suculentas, apoyar la hoja y enterrarla apenas. A veces, ni siquiera es necesario enterrarla; solo con apoyarla es suficiente.

3- Después de un tiempo, la hoja original se seca y queda solo la nueva.

4- La nueva planta ya tiene raíces.

5- Evolución del crecimiento de la raíz en la hoja.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *