familias de plantas

ÁRBOLES PARA MACETAS

Siguiendo con el cultivo de árboles en macetas, ya hablamos anteriormente de la virtud de los cítricos, pero esta vez conoceremos más sobre las especies de carácter ornamental ideales para cultivar en maceta. Olivo, Madroño y Acer japónico son las grandes estrellas de esta nota.

Lo primero es contar con una maceta grande con un mínimo de 50x50x60 cm. (ancho x largo x alto). Al momento de la plantación dentro de la maceta pondremos una capa de 5 cm. de ripio o gravilla y sobre esto un geotextil (malla aislante de humedad) para asegurar un buen drenaje.

Como enmienda de tierra, recomendamos la tierra para macetas, y un sustrato que viene listo. Ahora, si quieres preparar tu propio sustrato, puedes usar 60% tierra vegetal o harneada, 30% compost y 10% de arena de lampa.

También puedes usar la mezcla para macetas.

Alternativas para macetas:

Olivo

Nombre científico: Olea europea

Nombre común: Olivo

Tamaño: Este hermoso árbol no supera los 10 m. de alto y es ideal para cultivarse en maceta.

Valor ornamental: El olivo es un árbol milenario que puede vivir 1.500 años. Además de tener la virtud de ser frutal, dar aceitunas y aceite de olivo. Es muy bello, tiene una hermosa estructura y sus hojas son verde oscuro. Se adapta perfecto a macetas, tiene excelente trasplante. Es bastante rústico, se adapta perfecto a cualquier tipo de suelo, resiste podas e incluso sequías.

Régimen foliar: Perenne.

Manejo: Se debe realizar poda de renovación, eliminando ramas viejas. Posee excelente adaptación a la poda intensa.

Riego: Necesita de humedad pero no soporta el exceso de agua, tiene resistencia a sequía.

Exposición solar: Pleno sol.

Resistencia a heladas: Resiste las heladas, pero estas dañan los frutos.

Abono: Aplica fertilizante para árboles.

Plagas o enfermedades:

Plagas: Su plaga típica es la mosquita del olivo.

Enfermedades: Es propenso a hongos que generan tuberculosis. Aplicamos productos preventivos .

Madroño

Nombre científico: Arbustus unedo

Nombre común: Madroño

Tamaño: Este arbusto es una especie que no alcanza más de 2 a 3 m.

Valor ornamental: Es un árbol con bella estructura que puede ser usado en suelo natural e incluso en maceta. Sin duda, el mayor atractivo es que el madroño puede tener flores y frutos al mismo tiempo.

Régimen foliar: Perenne.

Floración: Florece en otoño, con inflorescencias péndulas (floración en los extremos de las ramas de un tallo) blanco cremoso o incluso rosadas. En conjunto a la floración veremos aparecer los hermosos frutos, bayas de unos 3 cm de tonos amarillo-naranjo que al alcanzar la madurez se tornan rojos. Son muy decorativos y destacan por sobre el follaje del árbol. Los frutos pueden tardar hasta un año en madurar.

Manejo: Poda: Se pueden podar las ramillas que crecen en la base del tronco para dar mayor forma de árbol, o más altura a la copa, pero en general no requiere poda durante las primeras temporadas. Cuando comience la primera y sepamos que nos vienen más heladas limpiaremos de hojas enfermas, secas o muertas.

Riego: Necesita de humedad, pero no de encharcamiento. Debes regar para mantener la humedad.

Exposición solar: Crece bien al sol y también se adapta a la semisombra.

Resistencia a heladas: Se debe proteger de las heladas sobre todo las especies jóvenes. Puedes poner una lona durante la noche que cubra su follaje y sacarla durante el día, sobre todo si se anuncian temperaturas bajo 0.

Abono: Aplica un fertilizante general compuesto por NPK como Superfosfato triple. Abona con compost maduro, especialmente en primavera.

Hongos: Se puede ver afectado por roya, que es un hongo fácil de identificar puesto que forma bultitos o manchas engrosadas de color amarillo en las hojas. Es recomendable usar un fungicida periódicamente en los cambios de estación. Recomendamos control Hongos del suelo o un producto de control natural.

Acer japónico

Nombre científico: Acer palmatum

Nombre común: Acer japónico

Tamaño: Puede alcanzar los 6 m. de altura.

Valor ornamental: Este arbolito tiene las hojas en forma de estrella de un color verde muy vivo y en otoño sus hojas toman un tono rojizo, pasando por el amarillo y el púrpura. Es realmente un espectáculo y es ideal para cultivar en maceta.

Régimen foliar: Caduco.

Manejo: Se debe podar mínimamente en invierno. En sus primeros años podamos para dar formación. Se recomienda cambiar la maceta cada 3 años.

Riego: Necesita humedad constante, riegos frecuentes y regulares. Sin encharcar.

Exposición solar: Media sombra, necesita de luz pero no que le llegue sol directo.

Resistencia a heladas: Tiene excelente resistencia las heladas, soportando hasta -15°C.

Abono: Aplica fertilizante para árboles.

Plagas o enfermedades:

Son recurrentes plagas como pulgones y orugas que se comen las hojas y conchuela en el tronco. Estas plagas las tratamos con insecticida.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *